la reforma política debe continuar

Asháninka asesinado había denunciado amenazas de taladores ilegales pero autoridades no le hicieron caso

Publicado: 2014-09-09

El dirigente asháninka Edwin Chota, uno de los cuatro asesinados el pasado 1 de setiembre en Ucayali, no solo había denunciado de manera reiterada el tráfico de madera y las amenazas de taladores ilegales contra su integridad, sino también había reclamado falta de protección del Estado hacia los pueblos indígenas que habitan en la frontera con Brasil. 

Según confirmó ayer el Ministerio de Cultura, Edwin Chota Valera, junto con Leoncio Quincima Meléndez, Jorge Ríos Pérez y Francisco Pinedo, fueron asesinados por presuntos madereros ilegales. Ellos pertenecían a la Comunidad Nativa Saweto, ubicada en las cabeceras del río Tamaya, distrito de Masisea (Ucayali).

En un video que data de abril de 2013, el dirigente denunció que las autoridades no se preocupan por la seguridad de la población asháninka y no atienden a las denuncias que hacen contra los madereros que los amenazan constantemente.

“Ellos son madereros, tienen armamento, tienen todo y nunca por nunca nos van a hacer caso. Ya sabemos quiénes son y cómo actúan. Entonces, nosotros necesitamos a las instituciones del Gobierno que velan por la seguridad de este sector que es frontera, pero lamentablemente no hay esa política que haga valer los derechos de los pobladores de este sitio como pueblo originario”, dijo el dirigente que además exigía mayor atención para los asháninkas en temas de salud y educación. 

También conocido como “El flaco” Chota, el dirigente luchaba para echar a madereros ilegales de su comunidad y, además, para que el Estado proporcione los títulos que acreditaban a su pueblo como los propietarios de los territorios que habitaban desde tiempos ancestrales.

MEDIOS INTERNACIONALES CONOCÍAN LABOR DE EDWIN CHOTA

Las denuncias de Edwin Chota contra los taladores ilegales era reconocido también por medios internacionales. Reportajes aparecidos en importantes medios como la National Geographic, The New York Times, o The Guardian, muestran cómo este dirigente se enfrentaba a los taladores pese a las amenazas contra su vida.

National Geographic denunció la falta de protección de las comunidades asháninkas.

En el reportaje de The New York Times, el dirigente participó en la denuncia contra funcionarios corruptos coludidos con madereros ilegales en Ucayali.

The Guardian informó sobre la muerte del dirigente

FENAMAD EXIGIÓ INVESTIGACIÓN

Sobre este hecho, la Federación Nativa de Madre del Río Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD) exigió “la captura de los asesinos y que las autoridades judiciales apliquen todo el peso de la ley”. Asimismo, hicieron un llamado a las autoridades por omitir las denuncias de Edwin Chota sobre las amenazas de madereros.

“Denunciamos la actitud indiferente de las autoridades de Ucayali que nunca respondieron a las reiteradas denuncias realizadas por Edwin Chota contra los saqueadores de los recursos naturales dentro de su territorio ancestral, quienes siguieron actuando impunemente hasta llegar a asesinarlo”, indicó la FENAMAD en un comunicado (Ver documento).

“Denunciamos el permanente abandono en el que se encuentran los pueblos indígenas por parte del Estado, que sufren una violación sistemática de sus derechos, como al superposición de sus territorios ancestrales y el saqueo indiscriminado de sus recursos naturales, muchas veces con el aval de autoridades corruptas e indiferentes”, agregó la organización.

AIDESEP TAMBIÉN SE PRONUNCIÓ

Por su parte, la Asociación Interétnica de Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Aidesep) lamentó este hecho y, al igual de la FENAMAD, exigió investigación y la captura de los responsables.

“Lamentamos que hermanos indígenas formen parte del alto índice de personas asesinadas a manos de delincuentes, debido a la falta de protección y seguridad por parte del Estado Peruano, y a la creciente ola de inseguridad ciudadana que impera en el país”, indicó la organización.

Asimismo, hizo una llamado de atención a las autoridades, Poder Judicial y Policía Nacional, por no velar por la seguridad de los asháninkas en la zona de frontera con Brasil.

“Nos indignamos por la desidia del Poder Judicial, que hasta la fecha no haya hecho absolutamente nada frente a las innumerable denuncias y pedidos de justicia, así como también, respecto de la Policía Nacional (PNP), ante la falta de seguridad, frente a las constantes amenazas a la integridad física y vida de nuestros hermanos indígenas, quienes lamentablemente pasan a formar parte de la larga lista mártires caídos en defensa de sus territorios ancestrales; verdaderos. “Guardianes de la Amazonía”, sostuvo Aidesep.

La organización exigió además “tomar las acciones inmediatas para resolver los actos de corrupción que imperan en las diferentes entidades del Estado, separando y sancionando aquellos funcionarios públicos coludidos con actos de corrupción, y actividades ilícitas (tala ilegal de madera), negociados bajo la mesa y demás, por el pago de dinero”.


Escrito por

SPDA Actualidad Ambiental

SPDA Actualidad Ambiental es un servicio periodístico de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA).


Publicado en

SPDA Actualidad Ambiental

También en www.actualidadambiental.pe